Los hijos mayores de edad tienen derecho a percibir la pensión alimenticia prevista para los menores que reúnan los requisitos a los que hace referencia el artículo 93, párrafo segundo del Código Civil, esto es, siempre que convivan en el domicilio familiar y carezcan de ingresos propios. 

De acuerdo con lo anterior, podríamos pensar que el hijo o hija que reside fuera del domicilio familiar no reúne los supuestos, con lo que parece, en principio, que si sería posible solicitar la extinción de la pensión de alimentos en un procedimiento de modificación de medidas.

Los hijos mayores de edad tienen derecho a percibir la pensión alimenticia prevista para los menores que convivan en el domicilio familiar y carezcan de ingresos propios

Ahora bien, el artículo 142 del Código Civil, cuando se refiere al contenido de la pensión alimenticia, determina que los alimentos comprenden la educación e instrucción del alimentista cuando no haya terminado su formación, peses a ser mayor de edad, por causa que no le sea imputable.

En este caso, se ha trasladado por estudios a otra población distinta y distante de su domicilio habitual y que todavía no ha finalizado los mismos ni tiene independencia económica.

Precisamente por ello se entiende que, si bien no reside en el domicilio familiar, su falta de independencia economía se deriva de su no finalización de los estudios por causa que no le es imputable, precisamente por su aprovechamiento.

En consecuencia, podría no accederse a la solicitud de extinción. Así se recoge en la Sentencia de la AP Guipúzcoa, Sección ª 2400/2006 de 21 de diciembre: “Con independencia si la hija vive con su madre o con su novio, su falta de independencia económica justifica su derecho a percibir pensión alimenticia”.

Es decir, vive independientemente fuera del domicilio familiar, pero carece de independencia económica y de recursos propios por encontrarse estudiando. Por lo que, siempre que el obligado disponga de ingresos suficientes, difícilmente prosperara una solicitud en sentido contrario.

Otra opción seria fijar un límite temporal a esta pensión alimenticia. En este caso, se calcularía un periodo razonable para incorporarse al mercado laboral.

Si, finalmente, se extinguiera la pensión alimenticia de este hijo/a, siempre podría reclamar, pues quedaría salvo el derecho a pedir alimentos por vía del juicio verbal del artículo 250.1.8º del Código Civil



    Por favor, elige tu asunto