El cártel de coches supone una nueva ventana indemnizatoria para consumidores. Todo se inicia cuando la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (en adelante CNMC) sanciona a más de una veintena de fabricantes y distribuidores del sector de la automoción. Esta llamada de atención procede de lo que a su entender eran prácticas que atentaban contra la libre competencia que cabe esperar de un mercado clave para la vida económica de un país como es el automovilístico.

De manera reciente, el Tribunal Supremo ha ratificado esas sanciones impuestas en su día por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Lo hace rechazando de plano los recursos de casación presentados por una quincena de empresas de las involucradas en este asunto que como decimos se ha popularizado ya como el Cártel de Coches.

Si usted realizó la compra de un automóvil en el periodo que abarca desde 2006 a 2013, con mucha probabilidad pagó un sobrecoste que para la CNMC y para el Tribunal Supremo, no son lícitas y por tanto deberán reintegrársele.

El Cártel de Coches: ¿cuál es el fraude?

Este tipo de prácticas son muy perniciosas para los compradores. Cuando los ofertantes —lejos de competir entre ellos en un contexto de libre mercado—, se alían para unificar ciertos criterios el perjudicado será quien tiene que comprar.

A decir de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia —y con el refrendo del Tribunal Supremo—, las 23 principales firmas automovilísticas que operan en nuestro país compartieron información sensible entre 2006 y 2013.

¿Cómo te afectó eso a ti cómo comprador que eres?

En primer lugar, la competencia dentro de un libre mercado lleva a las empresas a la contención en los precios, para resultar competitivas frente a otras alternativas de mercado. Pero cuando todas las alternativas de mercado actúan como una sola se pueden inflar los precios sin temor a que esto tenga un impacto negativo en sus ventas dado que todos los competidores están haciendo lo mismo a la vez.

Esta connivencia fraudulenta extiende su influencia no solamente a la venta de automóviles, sino también al subsector de los recambios, las reparaciones, revisiones de la marca y un largo etcétera. De igual forma el tenor de sus intenciones no se detiene en pactar un alza de los precios, sino que también se convino el techo y suelo de los descuentos que se podían ofrecer a los clientes.

Como puedes comprobar sin dificultad, el perjudicado siempre es el consumidor y el beneficiado de estas prácticas es casi todo el sector bajo el paraguas de esa alianza.

El proceso para reclamar por el cártel de coches

¿Te corresponde?

Lo primero es averiguar si tu vehículo está afectado por este cártel de coches. ¿Pertenece a una de las marcas afectadas? ¿Data del periodo referido 2006-2013?

Factura con el importe de compra

Acreditar qué cantidad pagaste por tu vehículo es de gran relevancia de cara a poder calcular la cantidad con la que te tendrán que indemnizar.

¿Eres el propietario titular del vehículo?

Con los dos pasos anteriores resueltos, solo nos queda aportar la documentación que nos acredita como titular del vehículo

¿Quién puede reclamar por el Cártel de Coches?

Todo aquel que comprarse un vehículo en el citado periodo entre 2006 y 2013. Por supuesto los compradores particulares, las familias. Pero también el comprador profesional, por ejemplo un taxista o un repartidor.

Toda persona (particular o profesional) que adquirió un vehículo bajo el influjo de esa estrategia declarada ahora ilícita por el Tribunal Supremo, se ha visto perjudicada y lesionada en su derecho como parte compradora y por lo tanto se le reconoce ahora el derecho a reclamar una indemnización.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que es el organismo que destapa esta operación, estima que pueden haber alrededor de 10 millones de vehículos afectados. En la misma línea se calcula que el importe medio de las indemnizaciones rondará una cifra en torno a los 2000 €.

Por lo tanto, del párrafo anterior podemos colegir que:

▷ si compraste un coche durante el citado periodo es muy probable que seas uno de los afectados

▷ la indemnización que puedes percibir es lo suficientemente cuantiosa como para plantear de inmediato una reclamación

▷ tu reclamación cuenta con la jurisprudencia a tu favor nada menos que del Tribunal Supremo

¿Como puedo reclamar por el cártel de coches?

Con nuestros clientes estamos siguiendo un proceso reclamatorio muy claro y sencillo al mismo tiempo, que consiste en:

Si puedes acreditar el importe abonado por el coche y la titularidad como propietario del vehículo, nosotros tus abogados, nos encargaremos de plantear tu reclamación. Lo haremos para obtener la cuantía que se te debe devolver en concepto de sobrecoste, que no es otra cosa que una cantidad indebida que abonaste en su día al comprar tu vehículo.

Cártel de Coches. Abogados en Córdoba