El Juzgado de lo Social n.º 4 de Córdoba ABSUELVE a nuestra cliente (empresa) de la demanda interpuesta sobre responsabilidad empresarial por un trabajador.

La acción que se ejercita en contra de nuestro cliente es de responsabilidad civil, dirigida a obtener el abono de los daños y perjuicios derivados del accidente de trabajo descrito con anterioridad.

En este caso, el demandante era un trabajador de la empresa. Un día cuando se encontraba realizado su actividad laboral tuvo un accidente. Todo ellos “por una avería totalmente fortuita, sin que haya quedado acreditado ninguna situación negligente del empresario”.

El trabajador había recibido la actividad formativa en materia de prevención. Además, consta que ese mismo día, se le entrego al trabajador por parte de la empresa guantes, mascarilla, botas de seguridad, ropa de alta visibilidad y traje de agua. Por último, los trabajadores tienen instaurado un protocolo de trabajo, contando la empresa con Plan de Riesgos Laborales, así como póliza de seguro de responsabilidad civil.

La sentencia concluye que:

“No puede desconocerse que la empresa tiene la obligación de prever las posibles actuaciones imprudentes de los trabajadores, ahora bien, se estima que el deber de seguridad no puede comportar una constante e ininterrumpida vigilancia de todos los trabajadores a fin de evitar que, con ocasión de la realización de cualquier tipo de tareas, pueda incurrir en una irregularidad, máxime cuando se trata de trabajos que se realizan diariamente en plena calle.”